Las diez mejores muertes de Game Of Thrones

Con la siguiente temporada próxima a estrenarse, los fans están impacientes por ver cuáles serán las siguientes atroces muertes que vienen ya que como todos lo sabemos, esta serie se caracteriza por ser sanguinaria y nada confiable en cuanto a quién sobrevivirá, pues está claro que aquí no hay protagonistas claros y si no que se lo pregunten a Ned Stark.

La verdad, ha sido muy complicado solo elegir diez muertes favoritas ya que todas logran sorprender por igual pues hemos visto flechazos, decapitaciones, envenenamientos, etc.  Aún no sabemos lo que viene, pero seguramente será grandioso y por lo pronto te invito a recordar las más sanguinarias y espectaculares muertes del Juego de Tronos.

Ned Stark: sin dudas muchos de los fans recordaremos esta muerte la más dolorosa de todas y podemos clasificarla como la primera muerte impactante de la serie y lo más doloroso de todo fue ver cómo la pequeña Arya presenció todo.

Joffrey Baratheon: esta la verdad no parece una muerte dolorosa para nosotros, aunque para Joffrey si lo fue pues sufrió una muerte lenta y dolorosa, pero sobre todo merecida y es que, en el poco tiempo que lo vimos en pantalla logró ganarse el odio de casi todos los espectadores.

Tywin Lannister: todos recordamos que cuando Tyrion huía de Desembarco del Rey decidió dejar un reguero de sangre, pues después de acabar con la vida de su amada Shae, decidió cometer un parricidio asesinando a Tywin Lannister nada menos que en el baño, sin dudas una venganza brillante.

Rob Stark, Talisa Stark y Catelyn Stark: esta muerte está llena de drama e intensidad y sin importar cuántas veces veamos la escena no evitamos sentir un nudo en el estómago al ver a Talisa ser apuñalada en el vientre mientras Catelyn es obligada a ver morir a su hijo para después ser degollada.

Walder Frey: luego de que este hombre ayudara a la matanza Stark, no esperaba que otro de los miembros de la familia decidiera aparecer y haciendo uso de sus nuevas habilidades que le fueron otorgadas por el Dios de los Muchos Rostros, Arya llegó hasta la fortaleza del señor Frey y le abrió un nuevo orificio para respirar con su daga, una venganza que Arya disfrutó demasiado.

Jon Snow: todos sin dudas nos sorprendimos al ver al buenazo de Jon Snow ser apuñalado por la guardia de la noche que se turnaban para clavar su cuchillo en el abdomen para luego verlo caer muerto.

Renly Baratheon: antes de que este muriera todo fue perturbador ya que vimos a Melisandre dar a luz a un demonio con forma de sombra humana que terminaría con la vida de Renly, pero esta magia solo la vimos en este episodio y no se volvió a saber de la aterradora sombra.

Ros: parece que no solo Tyrion tiene afición por las ballestas ya que Joffrey decidió ejecutar a Ros al descubrir que no solo trabajaba en el burdel, sino que era una espía de Varys y decidió acabar con su vida utilizándola como diana humana.

Myrcella Baratheon: más allá de ver a Myrcella ser envenenada por la cruel Ellaria Sand con un beso en los labios, los últimos momentos de vida de la tierna hija de Cersei fueron realmente emotivos al ver la desesperación de Jaime y cuando la chica le revela que sabe que él es su padre y que está orgullosa de ello, sin dudas esto hace sentir emociones extrañas.

Ramsay Bolton: seguramente tú tampoco puedes evitar sentir satisfacción al ver morir a personajes tan despreciables como lo es Walder Frey o Joffrey, pero sus muertes no provocaron tanta satisfacción como ver a Ramsay atado en una silla miestras es devorado por sus hambrientos perros y lo mejor de todo es que es la tierna Sansa su ejecutora y su rostro demuestra regocijo al verlo sufrir.


Comentarios (0)


Necesitas conectarte para comentar.