Christian Bale ya no quiere cambiar físicamente para sus papeles

Christian Bale ya no quiere cambiar físicamente para sus papeles

A Christian Bale podemos reconocerlo perfectamente gracias a Escándalo americano, El maquinista o El caballero de la noche, además por haber ganado un Oscar por The Fighter. El actor nuevamente está nominado por la Academia después de haberse llevado el Globo de Oro por Mejor actor principal en El vicio del poder. Tal vez estos premios y toda su fama se la deba a que tiene el poder de convertirse literalmente en los personajes que encarna y para esto en ocasiones tiene que perder o ganar algo de peso y masa muscular por ejemplo para participar en el filme de Adam McKay que está compitiendo por ocho estatuillas. Bale ganó 20 kilos, pero al parecer ya ha comprendido que no debe hacer esto por su salud.

En una entrevista Bale dijo que cambiará su forma de afrontar a los personajes ya que admitió que se siente algo tonto después de que Gary Oldman le dijo que no subió de peso en absoluto y que en realidad utilizó prótesis faciales sometiéndose a varias horas de maquillaje para hacer su papel de Winston Churchill. El actor dijo claramente lo siguiente: "No puedo seguir haciéndolo. De verdad que no puedo. Mi mortalidad me está mirando fijamente".

No obstante, no todo ha sido malo ya que Bale reconoce que su hijo pequeño estaba encantado con su panza ya que le saltaba encima y rebotaba hasta caer al suelo. Tal vez hayan sido buenos momentos, pero el actor debe poner más atención a su salud y buscar alternativas a la hora de actuar.


Fuente:

Comentarios (0)


Necesitas conectarte para comentar.