Crítica de Dunkerque

Christopher Nolan: defectos y virtudes de su cine hablando

El estreno de la última película del director británico ha vuelto a levantar las pasiones que existen entre la crítica y el público, solo que esta vez ha causado mucho menos debate que en ocasiones anteriores, ese debate Nolanero que siempre termina metiéndonos en una caja llena de opiniones que se repiten una y otra vez como si estuviéramos en una pesadilla de su Origen que parece haber cesado por fin en el reconocimiento de su última película Dunkerque.

Sin importar cuanto guste no hay ninguna cuestión sobre si Nolan es o no un mal director, de lo que si estamos seguros es de que nada puede cambiar su magnífica capacidad poner a sus films algo que los hace muy atractivos y relevantes ya sea para crítica o público.

Sobre su figura existe un poco de misterio y su cinefilia militante ha alcanzado un aura mística de deidad cinematográfica que nubla por completo la perspectiva crítica. Algunos lo defienden de tal manera que casi llega a un punto de alabanza, mientras que otros tratan de tratan de mostrar al mundo que están equivocados y que en realidad están juzgando algo menos que un farsante.

Ahora que Dunkerque se encuentra en las pantallas parece ser un buen momento de analizar los puntos a favor y los que están en contra de su estilo. Si echamos un leve vistazo a su anterior filmografía podemos comprobar que su más reciente obra no es tan diferente de sus otros trabajos.

 

Consistencia y regularidad

Dunkerque nos demuestra que Nolan no es para nada capaz de hacer una mala película, tal vez si puede hacerlas fácil de olvidar como Insomnio o un poco tramposas como The Prestige, pero sin dudas no hay un solo trabajo de este hombre que resulte molesto y poco profesional.

En pocas palabras no todos los directores tienen toda la capacidad, consistencia y eficiencia de este tan envidiable director.

Narración no lineal

Aunque nos parezca que se trata de una ventaja, su marca de fábrica de disociar la narración en bloques que sin importar si es por perspectiva o por posición temporal algunas veces resulta no ser necesaria.

Queda claro que por pertenecer a Memento tiene una justificación, sin embargo, en el resto de su carrera se ha revelado como una redirección que cambia el punto de vista de los espectadores para guiarlos a la vista que él desea. En el peor de los casos solo nos ofrece un simple ejercicio que pareciera hecho sin intención.

 

Pura estructura

Nolan siempre le ha dado mucha a sus guiones estructurándolos de tal manera que parecieran una pared de ladrillos. La colocación supera cualquier aspecto de la narración y sus películas gozan de un buen resultado en sus revisiones.

En Dunkerque resulta sumamente interesante descubrir as intenciones que tiene el film conforme se van cerrando los cabos sueltos.

 

Los juegos crípticos en realidad no esconden nada

La obsesión por no dejar ningún cabo suelto y su afinidad por la narrativa esconden un material con una partida no muy interesante por lo que diseccionar sus films es un ejercicio sumamente fútil, la idea que de que “es más importante el truco que el resultado”, se aplica en The Prestige.

 

Eficiencia industrial

El mayor de sus deseos es lograr que sus productos tengan un gran espacio el cual pueda llenarse con creatividad cinematográfica y que le resulten al público algo sumamente atractivo.

Es por eso que su nombre atrae a todos los cinéfilos más exigentes, así como a los interesados casuales en la sala de cine.

 

Diálogos cuestionables

Algo que podemos observar en los guiones de los hermanos Nolan es una muy estructurada forma de dialogar que en ocasiones logra explicar de más hasta lo más innecesario.

En Dunkerque hay muy poco de esto, pero los diálogos innecesarios que contiene no tienen ni un poco de sutilidad y al final deja en evidencia el miedo al vacío y rompe todas las líricas del silencio en las imágenes más poderosas.

 

Antihéroes y santos villanos

 Lo que más podemos apreciar en sus películas es el esfuerzo que se ha puesto para crear a personajes que terminan siendo muy complejos estéticamente, desde los protagonistas, los magos y ese Bruce Wayne que pareciera merecer un guantazo al igual que los villanos.

En Dunkerque podemos ver esta dualidad en los soldados ingleses y su malísima actitud hacia los aliados y los franceses.

 

El misterio como truco de trilero

Varias de sus obras son todo un misterio y algunas veces ese misterio te lleva hasta un final con giro de guion y algunos otros solo te dejan conexiones extrañas. Y aunque en Dunkerque no existe tal misterio, está hecha para lograr que se experimente algo de suspense.

 

Poderío visual

Tal vez no sea necesario decirlo, pero en cada película se ha ido mejorando la fotografía y en Dunkerque la escala es gloriosa y hace un gran uso de la profundidad del campo con juegos de colores que crean una composición que aprovecha por completo el dramatismo.

 

Forzando la emoción

Aunque el director ha tratado de poner cierta solemnidad en su trabajo, algo de frialdad no está mal si la templanza de la cámara logra provocar algunas reacciones espontáneas. Molan es calculador y sus personajes siempre son analíticos.

En Dunkerque ha quedado un poco atrás ese ámbito y se ha convertido en un espectáculo visual que crea con sus movimientos un poco de empatía y que le resultan al espectador más falsos que las lágrimas de cocodrilo.

 

Gran montador y no tan buen narrador visual

Esta vez ha vuelto a demostrar que es todo un maestro en la acción y el movimiento y en Dunkerque nos da otra lección de cómo articular las escenas de acción para dar un resultado muy arrollador. Sin embargo, la posición de la cámara choca con la lógica tradicional de un film que está narrado en tercera persona y todo termina en tomas plásticas que no son útiles para la cinemática.

 

Zona de confort

Nolan incluye en su cine giros de guion, finales sorprendentes que están presentes hasta en sus obras más indies. En ocasiones confunde la elegancia con la falta de riesgo como en Dunkerque que la historia real se aprecia como si fuera un ejercicio de Hollywood que se desvía por completo de los temas que se están tratando.

 


Fuente:

Comentarios (0)


Necesitas conectarte para comentar.


Ver más

Últimas Críticas

Santa Clarita Diet
JuanLuisCabrera
Una historia con mucha sangre, comedia y zombies, díganme ¿cómo podría salir mal una mezcla de todo esto? Sin lugar a dudas la serie Santa Clarita Diet logro posicionarse y generar sus propios fans a tal grado que, grac...
Las travesuras de Peter Rabbit
JuanLuisCabrera
Peter Rabbit, el héroe de las zanahorias se defiende en el cine y sale del olvido para demostrar que la vieja escuela aun tiene mucha vida, y muchos trucos que compartir. Dani Rovira, Belén Cuesta y Silvia Abril doblan la voz de los ...
Ready Player One
JuanLuisCabrera
Steven Spielberg regresa al cine de acción y aventuras con una titánica adaptación del libro de Ernest Cline y entrega una obra que será vista una y otra vez, no sólo por sus referencias a la cultura pop, sino por...
María Magdalena
JuanLuisCabrera
Parecía que la versión de la pasión de cristo de Mel Gibson, jamás iba a tener una que se le pudiera comparar, y a pesar de que la historia bíblica de María Magdalena es por demás conocida en todo el...
El aviso
Hace 8 meses

El aviso (2018)

JuanLuisCabrera
Si de viajes en el tiempo, saltos temporales, visiones, prevenir sucesos, muertes, mejorar el presente, eres fan, es necesario que le des una oportunidad a esta amenaza del tiempo. El logro conseguido para este filme es sobresaliente, pues la hist...